Para incrementar tus ingresos: no gastes más, enseña más Esta estrategia te hará ganar mucho más

Si quieres tener mayores ingresos, tienes que salir del anonimato.

Las personas que viven en el anonimato están condenadas al fracaso económico, pues nadie sabe de ellas y nadie les comprará sus productos o servicios.

Internet nos permite salir de ese anonimato, ofreciéndonos cientos de herramientas y plataformas, que debemos utilizar.

El blog es un ejemplo. Si tú tienes uno, tienes que utilizarlo para enseñar a las personas.

Sucede algo semejante con las redes sociales. Si tienes cuenta en Twitter, úsala para enseñar a las personas.

En tu canal de Youtube podrías colocar vídeos con información valiosa para las personas.

Enseñar es la clave para vender.

No gastes más, enseña más.

Muchas personas están gastando muchos miles de dólares en publicidad, pero es dinero que se va a la basura, porque las personas están hartas de la publicidad.

Las personas quieren aprender y evitan la publicidad a toda costa.

Todos los días, las personas entran a Google a buscar respuestas a sus dudas. Si tú respondes a sus dudas, tendrás su atención, te conocerán y estarán dispuestas a pagarte por tus productos o servicios.

Por eso tienes que centrarte en educar a las personas y evitar hacer publicidad.

Las personas quieren respuestas, si tú se las proporcionas, su agradecimiento se convertirá en compras.

Si eres carpintero, podrías enseñarles cómo construir un mueble. En un vídeo explica cómo construirlo, ellos aprenderán y tú conseguirás su atención.

Ellos te verán como alguien confiable y cuando les ofrezcas algo de lo que vendes, no dudarán en comprártelo.

Si vendes un servicio de creación de páginas webs, podrías enseñarles cómo crear su propio blog. Ellos no dudarán en comprarte el servicio porque te tienen confianza.

Podrías pensar que al revelar el cómo se hace, nadie te querrá comprar tu producto o servicio, pero no es así.

El posible cliente que aprende con el carpintero cómo construir un mueble, va a preferir encargarle su construcción a él, porque no tiene las herramientas adecuadas.

El carpintero le enseña cómo, y así le proporciona confianza. Con esa confianza, el cliente no duda en solicitarle sus servicios.

Cuando enseñamos, creamos un vínculo de confianza que nos acerca al cliente.

Podrías gastar miles de dólares en publicidad que atraiga a un puñado de personas o podrías enfocarte a enseñar a las personas, lo que te traerá miles de clientes a tu negocio. Tú eliges.

5716total visits,2visits today

About the author

Juan Antonio Guerrero Cañongo

Juan Antonio Guerrero Cañongo

Nómada Digital, Emprendedor Experimental, Geek, entusiasta del Growth Hacking y Escritor.
En 1995 navegué por primera vez en internet, y desde 1998 gano dinero en la red de redes.
Autor de 35 BestSellers, publicados por editoriales de España, Estados Unidos y México, y disponibles en todo el mundo en las principales librerías y en Amazon.
¡Ah! Y facturo miles de dólares con mis distintos emprendimientos en internet, por eso te estoy enseñando cómo tú puedes hacerlo también.

View all posts